Carta de Oración – Septiembre 2017

Dios está obrando para salvación y para el crecimiento de su iglesia aquí en Houston, aún en medio de mucha dificultad. Queremos compartir con ustedes como ha sido nuestra experiencia este mes sirviendo al Señor y a la comunidad hispana aquí en Houston, Texas.

Subiendo a la montaña rusa… ¡Abrochen su cinturón!

El último mes ha sido una verdadera montaña rusa de emociones. Días después de gozar de la maravillosa creación de Dios viendo un eclipse solar que era visible desde los EEUU, tuvimos que enfrentar lo que el apóstol Pablo describió como la esclavitud de la misma a la corrupción a causa del pecado.

IMG_9525F6767928-1

A fines de agosto pasó el huracán Harvey por Tejas, dejando caer la mayor cantidad de lluvia (34 billones de litros) de cualquier tormenta en la historia del país, cubriendo toda el área metropolitana de Houston—más de 25000 km2— con 1.2 metros de lluvia en menos de dos días.

Harvey truck

Harvey kayak

Ayudando a los afectados

Este mes hemos estado ocupados apoyando a personas afectadas de diversas maneras: sirviendo en albergues, trasladando y organizando ropas y víveres donados, trabajando con equipos en la “de-construcción” y desinfección de casas inundadas, coordinando voluntarios, visitando y orando con las personas, y mucho más. Esta semana hospedaremos en casa a un equipo que viene de una iglesia en California para apoyar en nuestra área. El camino a la recuperación va a ser muy largo aquí en Houston. Muchos todavía tienen casas inhabitables, perdieron sus autos, sus trabajos, y en muchos casos todo lo que tenían.

Pero en medio de tanta pérdida, ha sido asombroso ver a Dios levantando a Su pueblo para servir a otros y tocando vidas, tanto de las personas afectadas como de las que les sirven. Los pastores de las iglesias se van conociendo más y están colaborando para servir a la comunidad y llevar el evangelio.

Nuestra asistencia en la iglesia también ha subido. Donde antes éramos 30, ahora somos 40 personas cada domingo. Oren que siga en aumento este número para que podamos capacitar a cada vez más personas cada domingo para servir a nuestro Señor aquí en League City.

Tormentas y terremotos

Una semana después de Harvey, el huracán Irma devastó el Caribe y a la vez ocurrió en México el mayor terremoto desde el año 1932. Muchos perdieron sus vidas y muchos más sus posesiones y su estabilidad económica. Como si no fuera suficiente todo esto que pasaba en territorios cercanos a nosotros y cercanos al corazón de nuestros hermanos…otro huracán, María, el más grande en la historia de Puerto Rico en 85 años se aproximaría y pasaría por el mero centro de la isla que todavía no se recuperaba de Irma. Y en México, otro terremoto devastador ocurrió en los alrededores de la Ciudad de México, destruyendo muchos edificios, casas y vidas.

Experimentar todo esto en un lapso de 3 semanas ha sido, y es, muy difícil para nuestra gente y la comunidad latina aquí. Los mexicanos y los puertorriqueños que están fuera de sus países están sufriendo por no saber cómo están sus seres queridos, por no poder ayudarlos y, a veces, por no haber sufrido lo mismo que sus compatriotas.

Pero una cosa tenemos por seguro: Dios sigue en su trono y es sobremanera bueno. Esto es lo que buscamos compartir con otros mientras trabajamos para ayudarlos.

Encontrando a Dios en la tormenta 

Cristo reina—hasta en el huracán y en el terremoto—Él obra para la salvación de muchos, física y también espiritual, y da poder a su pueblo para seguir cumpliendo con la misión de compartir buenas nuevas en medio de un mundo esclavizado a la corrupción y sujeto a la vanidad, donde las cosas muchas veces no tienen sentido, pero donde reina un Dios que convierte la amargura en bendición, la hiel en gloria.

Oren por nosotros

Apreciamos mucho sus oraciones por nuestros hermanos y sus seres queridos, por sus países, y por nosotros que buscamos ser usados por Dios como instrumentos de paz, consuelo y aliento en momentos como estos. Que las personas no se amarguen contra Dios, sino que puedan ver en medio de la tragedia que Él es bueno, y que los ama tanto que dio a su Hijo por ellos. Él entiende cómo se siente sufrir.

Ruthy

Nuestra hija ya sacó su permiso para conducir acompañada de un adulto y está aprendiendo a dominar el volante. Le va muy bien. ¡Pronto tendremos una nueva choferesa en la familia!

Después del huracán Ruthy se unió al equipo de media de la iglesia para tomar fotos y video y para compartir las historias de las personas afectadas por las inundaciones y de las que les ayudaban. Escribió un artículo que fue publicado sobre su experiencia trabajando en una de las muchas casas donde sirvió. Lo pueden leer en inglés aquí.

Así que Dios ha sido fiel en medio de las tormentas y confiamos que, con la ayuda de las oraciones de ustedes, Él seguirá obrando para dar a conocer Su gloria entre la comunidad hispanohablante de Houston.

“Hermanos, oren por nosotros”.

Con cariño,
Byron, Anita y Ruthy
2 Cor 5:7

 

Ofrendas

Para contribuir en línea, haga clic aquí.

También nos puedes enviar su apoyo financiero por correo a:

Iglesia VIDA

999 FM 270

League City, TX 77573

 

Todas las contribuciones son deducibles de impuestos en EEUU.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s